Visita nuestro Site. Conocenos más. Somos Misioneros Oblatos de M.I


Transfiguración

10.03.2012 22:35

El misterio de la Transfiguración del Señor no es solo una revelación de su naturaleza divina, precisamente en los días previos a la Pasión, en los que dicha divinidad se hará menos visible, sino que constituye la genuina experiencia de vida cristiana. Los apóstoles, en un instante, ven unidos Cielo y Tierra, y viendo al Señor transfigurado, también su vida se transforma. Se llenan de gozo y no quieren que ese instante pase (“¡Qué bien se está aquí, hagamos tres chozas!”).

Sin embargo, el plan de Dios sobre ellos y sobre nosotros, no es el de quedarse definitivamente allí. Hay que bajar a Jerusalén; hay que continuar el camino, pues esta vida es un camino. La subida al monte y la experiencia fuerte de Dios, duran sólo un instante. Pero el mismo Señor bajará con ellos y permanecerá con ellos; según su promesa, “hasta el fin de los tiempos”.

—————

Volver